bitmarketing.es utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies
Posicionamiento SEO SEM

¿Qué diferencias hay entre SEO y SEM?

Volver al blog

Si acabas de aterrizar en el mundo del marketing online, seguro que habrás escuchado muchos términos que te suenan a islandés (por no seguir con el tópico del chino). Probablemente, si hablamos de “leita vél” te quedas igual -y nosotros también-, pero ¿y si hablamos de SEO o SEM? ¿Tampoco diferencias con claridad estos conceptos?

Hace algunos días, definíamos qué es SEO y qué es SEM, por lo que es interesante que te pases primero por ese artículo para aclarar tus dudas.

Ahora que ya tenemos unas nociones básicas sobre ambos conceptos vamos a formular la pregunta, ¿en qué se diferencian SEO y SEM?

Gratuito vs. de pago

Una de las principales diferencias entre SEO y SEM es que el primero es gratuito, no se paga al buscador por los clics generados. El tráfico que llega a nuestra web no tiene ningún coste, da igual que tengamos 50 visitas desde buscadores o que tengamos 50.000, va a ser siempre gratis.

En el SEM sí que se paga por cada visitante que llega a la web a través de los anuncios publicados. Es decir, la empresa pagará a Google, o a la plataforma utilizada, por cada clic sobre los anuncios. A más clics mayor tráfico, pero también mayor coste.

Resultados a largo plazo vs. inmediatos

El SEO es un trabajo arduo y necesita de tiempo y paciencia para poder observar resultados. El tiempo necesario va a depender del sector al que se dirija la empresa y la competencia que haya en el mismo. En este caso, el SEO es una estrategia a medio/largo plazo.

En cambio, el SEM muestra resultados a corto plazo, las campañas se configuran y se publican al instante, por lo que se genera tráfico a la web desde el primer minuto. Además, el SEM es totalmente controlable, en cualquier momento podemos decidir apostar por otras palabras clave, pausar nuestras campañas en caso de que no tengamos más stock de un producto…todas estas acciones se pueden gestionar en tiempo real y los cambios tienen una ejecución inmediata.

Por su parte, en SEO muchos de estos factores se nos escapan, si nos quedamos sin stock de un producto los usuarios seguirán llegando a nuestra web, aunque no puedan adquirir el producto. Esto no tiene porque ser un punto en contra del SEO, recordemos que no estamos pagando por cada visitante que recibimos y este usuario puede acabar comprando otro producto.

Perdura en el tiempo vs. solo mientras pagas

Como veíamos en el paso anterior, el trabajo de SEO requiere de más tiempo, pero también es cierto que sus resultados perduran más tiempo. Este trabajo debe ser constante, siempre buscando mejorar, incluir nuevas palabras clave, generar contenido nuevo, lograr nuevos enlaces…para mantener y mejorar la posición que ocupamos. Si realizamos este trabajo constante vamos a estar en una buena posición durante un tiempo, salvo que suframos una penalización por parte de Google, o nuestra competencia nos supere.

En cambio en SEM, en el momento en el que dejemos de pagar, nuestra web va a dejar de aparecer en la página de resultados. Solo seremos visibles si pagamos, en caso de no hacerlo, el enlace a nuestra web no se mostrará.

Sin posibilidad de segmentación vs. segmentación local

El SEO no nos permite segmentar a nivel local. Tan solo podemos llevar a cabo una segmentación local a partir de las palabras clave, incluyendo en estas el nombre de nuestra ciudad o localidad. Aunque esto es una verdad a media ya que, cada vez más, Google ofrece resultados locales, en función de nuestra ubicación.

En SEM sí podemos seleccionar las ciudades en las que queremos que se muestren nuestras campañas, llevar a cabo mayores inversiones en ciertos lugares, por lo que podemos dirigir al 100% la inversión a los lugares en los que encontramos a nuestros clientes potenciales.

Se gestiona directamente desde tu web vs. desde una herramienta externa

La mayor parte del trabajo SEO se realiza directamente desde tu web. Todas las mejoras y optimizaciones se implementan sobre la página web.

En cambio, el trabajo de SEM se lleva a cabo a través de una herramienta externa, normalmente Google AdWords. Por lo general, no necesitamos hacer ningún cambio en nuestra página web.

Estas son las principales diferencias entre SEO y SEM, dos estrategias que pueden ayudar a que tu negocio crezca a través de Internet. Ambas presentan buenas oportunidades y tienen un rendimiento muy bueno para generar un mayor tráfico a tu página web. Y ahora, ¿lo tienes un poco más claro?

PD: “leita vél” significa motor de búsqueda en islandés, por si te lo preguntabas.

Imagen: Vleeko.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *