bitmarketing.es utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies
Analítica Web Usabilidad y Diseño

Analítica y usabilidad web: ¿usalítica?

Volver al blog

Se podría dar un nombre común a ambos términos, ya que juntos pueden llegar a determinar que un sitio web tenga más éxito que otro. Pero por lo pronto entendemos que son dos disciplinas distintas que se complementan.

En primer lugar, definiremos cada uno de los conceptos:

La analítica web se encarga de recolectar datos de un sitio web para poder medir, explicar y entender dicha información con el objetivo de optimizar o mejorar el uso de la web. Actualmente existen muchas herramientas que permiten recoger estos datos a partir de la inserción de un código javascript por ejemplo, entre ellas nombramos Google Analytics.

Por otro lado la usabilidad pretende que un sitio web brinde la máxima facilidad de uso posible a los usuarios, es decir que se sientan cómodos navegando en la página y encuentren lo que buscan sin dificultad e intuitivamente y cumplan sus objetivos quedando satisfechos.

Una vez definidas ambas disciplinas, podemos deducir que la analítica web nos ayuda a descubrir dónde tenemos un problema de usabilidad en la web.

Por ejemplo, en una tienda online nos percatamos de que no tenemos muchas ventas. Gracias a las herramientas de analítica web como Google Analytics y su apartado de embudos de conversión, podemos estudiar en qué paso de la compra online tenemos una alta tasa de rebote que corresponde al punto dónde los usuarios han abandonado la compra.

Es aquí donde lanzamos varias hipótesis entre ellas de usabilidad web, como por ejemplo que el formulario de contacto es demasiado largo o los costes de envío no aparecen lo suficientemente visibles.

Para clarificar esta hipótesis podemos realizar test de usuarios para poder detectar qué problemas exactamente frenan la ruta de conversión en nuestra web o hacen que los usuarios abandonen nuestra web. Previamente se podrían descubrir estas trabas con una evaluación inicial.

El test de usuario esta basado en observar y analizar cómo se comportan los usuarios reales al navegar por la web. Se van anotando los problemas para darles solución.  Estos test de laboratorio son costosos y muchas de las herramientas actuales proponen tests de usabilidad remotos (dedicaremos un post más adelante sobre métodos de evaluación).

El siguiente paso es optimizar o mejorar los elementos del sitio web. Debemos tener en cuenta que tras los cambios siempre tenemos que volver a medir para saber si esta nueva versión produce más conversiones, que son nuestro objetivo.

En conclusión podemos decir que trabajar conjuntamente con la analítica web y la usabilidad nos concede muchos datos e información sobre los usuarios y los problemas a los que se enfrentan en los sitios web. Además las herramientas nos ofrecen datos cuantitativos que argumentan la toma de decisiones para cambios de estructura o diseño.

Nuestro fin es la optimización de las páginas y la satisfacción de los usuarios. ¿Y vosotros qué opináis, conocéis alguna página con problemas de usabilidad a simple vista?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *