bitmarketing.es utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies
Trabaja con nosotros

Antihéroes en Madrid

Volver al blog

Otra vez el mismo problema, tardas en peinarte porque eres de los que te duchas por la noche y por la mañana pareces Son Goku en su época más punky.

Por suerte ya te has tomado el primer café del día y vuelves a tener energía y foco.

Lo odias pero no puedes evitarlo, te quedan 2 horas para la reunión que llevas semanas preparando y meses buscando, estás hablando sólo, imaginando que estás en la reunión, tu cabeza analiza supuestos y entrena soluciones. Sabes que como no lo apuntes, te olvidarás de casi todo o no saldrá como esperas, corres a apuntarlo y te vas.

Se acerca el momento y la presión en la zona del pecho se hace más intensa, recuerdas la escena del corazón de Indiana Jones y por si acaso te enchufas otro café

Entras en la sala y te transformas en el puto Jason Bourne sacando datos

analizas el orden del espacio y si te ofrecen agua
– si esperan todos al jefe callados o si realmente pintan algo
por fin hablan durante media hora sin parar y esperas
– intentas intervenir y abrir el ppt siguen hablando y esperas
– quieres decir cosas constantemente pero sabes que lo mejor es cruzar los dedos y esperar, por fin detectas qué les preocupa en realidad
– ya tienes toda la info que necesitas y adaptas tu speech, apenas usas 2 slides de los 30 que traías, consigues que sonrían y te vas

Estás satisfecho, su lenguaje corporal te ha dicho que eres el primero que les da una solución tan concreta, ha sido una intervención quirúrgica, eficaz y segura.

Entras en la ofi esperando que te reciban como a un guerrero victorioso pero la realidad es que algunos compañeros te miran mal, no valoran tu capacidad de crear lluvia.

taboo-portada

La depresión sigue con la fucking ensalada de rúcula y quinoa, parecen las primas de la de la cobra de OT.

Te deslizas por el mail como un surfero con olas pequeñas, te aburren los retos pequeños.

Tu jefe te anima a seguir y te recuerda tus habilidades

– eres inquisitivo, proactivo y perseverante
comunicas con calma y precisión, nunca te quemas, controlas tu energía
– haces que la gente sienta que estás en su mismo barco
pilotas inglés y eres hábil con los ordenadores y apps
– llevas varios años relacionado con el mundo web a nivel marketing y desarrollo
te pones un objetivo y lo consigues, no se te caen los anillos por llamar a la puerta de nadie, cuanto más complicado mejor, la vergüenza la perdiste en la adolescencia

Has conseguido cuentas como Telefónica, Societe Generale, Osram o BBVA, estás preparado para volar.

Vuelve el dolor de cabeza, es el síndrome de abstinencia del puto café, cae otro y piensas que como sigas así vas a acabar peor que un runner cuarentuno.

El horario de la ofi es L-J 8-17:30 V 8-14:30 con 3 meses de intensiva aunque tu horario depende de cuándo y dónde te ponen las reuniones, viajar te gusta y te relaja.

Aunque los técnicos te miran raro a veces, eres el que más equipo haces en las numerosas salidas y eventos de empresa, además nadie te gana en el futbolín de la ofi.

La empresa te trata bien, tienes un salario de 25K bruto más comisiones y mucha flexibilidad y formaciones, sientes que la organización realmente quiere optimizar tu felicidad.

Estas harto y enamorado de Madrid, es el mejor coto de caza de España pero está sucio.

Sales y ves a compañeros fumando, te sientes afortunado, eso ha quedado atrás.
Te propones desconectar, el deporte es lo único que te saca de tu búsqueda incesante de romper muros y captar a los mejores clientes de España, Europa y América.

Se termina el día, el deporte ha conseguido bajarte la energía pero enseguida te acuerdas de los leads sin cerrar y tu siguiente actuación/presentación, no es suficiente con hacerlo bien, sólo puedes ser el mejor y vuelves a notar un poco de presión.

La disyuntiva de todas las noches antes de ir a la cama, HBO o Netflix y reflexionas sobre si usas las series para vivir cosas que en tu vida real no vives o si deberías de cambiar. La conclusión es que no, que te gusta la aventura, los chutes de adrenalina y te apasiona la venta aunque la mayoría de tus amigos y compañeros piensen que estás loco y tus padres te envíen convocatorias de empleo público.

Te sientes como NEO, has entendido y sabes lo que tienes que hacer para contactarnos, you are the one.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *