bitmarketing.es utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies
Trabaja con nosotros

Buscamos al Iniesta del marketing online

Volver al blog

Pides el café antes de subir a la ofi, con las prisas se te ha olvidado sellar el cupón para que el 8º café te salga gratis, jo, esto te recuerda que hace tiempo que nadie te regala nada …

Llegas a la oficina, te quitas los zapatos y te pones las zapatillas de andar por casa. Al principio pensabas que era una gilipollez de empresa modernita, pero en realidad agradeces la comodidad de no tener un dress code y evitar los zapatos que te dejaban el pie como el palo de un churrero.

Enciendes tu AIR mientras comentas con tus compañeros tu frustración de ayer con una cuenta con la que no consigues dar en el clavo.

La mañana empieza de pantalla en pantalla y pujo porque me toca, esto era rima asonante, no? … revisión correo, planificación de tareas, tools y más tools.

El put* feed te está dando problemas y ni los técnicos de Google saben darte una solución. Respiras hondo, sabes controlar tu energía y no quemarte.

Suena el teléfono, ¡qué poca paciencia tiene la gente!, un día sin conversiones a las 10.00h de la mañana y ya están llamando, pero no te queda otra, respiras, sonries y coges el teléfono. Aun así, sabes que aquí no hay gritos, ni del jefe, ni de tus compañeros ni de los clientes, algo que era una constante en tu último curro.

Salta el aviso en Slack, reunión de equipo; vemos los resultados del último trimestre, qué hemos facturado, gastado,… la trasparencia de la empresa es algo que te mola y mucho.

Llaman de Madrid, suena el cencerro; nuevo proyecto, una nueva idea, un nuevo objetivo, así que allá vamos…

Tienes claros los puntos SEO, sabes qué herramientas necesitas, el trabajo mecánico es rápido y solo te queda estrujarte la cabeza para sacar el creativo que hay en ti.

Después de haber trabajado con Telefónica, BBVA o Mercedes sabes cómo gestionar un cliente grande y este reto no te pone nervioso.

Te pones tus cascos, miras el reloj y ya marca las 13:59. ¡Mierda! La mañana ha volado. Es hora de comer. Otro día más el tema de la comida es Stranger Things, no sabes ya como decir que no hablen, que todavía no has tenido tiempo de ver los últimos capítulos… fijo que cae algún spoiler… Miras el whatsapp, same old crap,… miras tinder,… jo, hace tiempo que nadie te regala nada. Pierdes una partida más al ping pong, igual esta vez le ganas a tu compañero al Mario Kart,… pero nada, así que a seguir.

Empiezas a investigar para este nuevo cliente. Eres resolutiva, y comunicas al cliente los próximos pasos para que los entienda y no se sienta perdido al arranque.

Sales a las 17.05h ¡qué calor hace! pero piensas que ya te queda menos para la jornada intensiva, 3 meses currando de 8 a 3h. Lo visualizas; estás tirado en la playa hablando con algún guiri.

Todos los días en verano serán viernes, aunque espera! la próxima semana hay fiesta en la ofi, fijo que nos enganchamos y no salimos luego; pobre Ernesto con las ganas que tenía de bailar pachangueo.

Vas de camino a casa, hoy te toca salir a correr. Miras la app del banco, es 28 de enero y ya está la nómina en la cuenta. Anda! pero si está aquí Samu… cambiamos el plan por una cervecita o dos o tres… pues nada hoy ya no se cena. Te deslizas con el mareillo hasta casa como si estuviese bailando un vals con los BPMS al mínimo.

Llegas a casa y tienes por fin tienes tu cita con Stranger Things, a ver qué te regala hoy :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *