bitmarketing.es utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies
Posicionamiento SEO

Cambios en la semántica de Google, ¿cambian el SEO y marketing de contenidos?

Volver al blog

Cada día Google se esfuerza más por ofrecer una experiencia de búsqueda completa, adaptándose a las personas y a sus preferencias. Esto facilita enormemente las cosas a los usuarios, pero para los que se dedican al SEO, supone una vuelta de tuerca en la exigencia de calidad, variedad y actualización.

Uno de los asuntos que más escaman en general es el uso de sinónimos y palabras con una misma raíz. ¿Reacciona Google de igual manera ante la búsqueda de una palabra o la de su sinónimo? ¿Usar sustantivos y verbos con la misma raíz es bueno o no? ¿Entenderá las frases hechas? ¿Emplear sinónimos en las keywords es útil?

Para empezar, se trabaja para que el motor de búsqueda sea cada vez más humano. Esto es que él mismo razone y “entienda” qué se le está pidiendo, haciendo relaciones semánticas cada vez más similares a las de las personas. Esto, por supuesto, incluye los sinónimos.

– Mira que tejanos me he comprado.
– Qué vaqueros más chulos, ¿cuánto te han costado esos jeans?

De la misma forma que entendemos que tejanos, vaqueros y jeans hacen referencia al mismo tipo de pantalones, lo es capaz de hacer Google. Si buscamos “tejanos baratos en Barcelona”, los resultados serán muy similares a “vaqueros baratos en Barcelona” y “jeans baratos en Barcelona”. Esto abre un mundo de búsquedas y de visitas orgánicas a nuestro sitio web.

Lo mismo ocurre al utilizar palabras que contengan la misma raíz. Nombres, verbos, adjetivos… esto nos ayudará a reforzar nuestra imagen o el mensaje que queremos transmitir.

Por ejemplo, si nos encontráramos en la tesitura de necesitar los servicios de un electricista, si su página contiene palabras como electricista, electricidad, eléctrico, electrónico o electrificado, tendrá más facilidades de aparecer en las primeras páginas.

Una de las cualidades del vocabulario y que ha traído más problemas a los motores de búsqueda es el uso de coloquialismos. Expresiones que en sí no significan lo que dicen, oraciones en las que se omite una parte importante del contenido o frases hechas. Ahora, están capacitados para entender a la perfección qué se pretende decir con esas expresiones.

Hoy día si buscamos “cuánto hay de Madrid a Toledo”, automáticamente Google entiende que nos referimos a distancia, y nos responde con la distancia en kilómetros entre ambas ciudades”.

¿Y qué ocurre con las keywords? Las palabras clave no funcionan de forma muy distinta al resto. Incluir sinónimos puede ayudar al posicionamiento y a atraer búsquedas de distintas fuentes, y esto obliga a cada vez hacer estudios de palabras más exhaustivos y exactos.

Ya no vale con centrarte en un grupo de expresiones clave de un tema, sino que cuanto más se especifique, mejor.

Por ejemplo, si tuviéramos una página de venta de impresoras, no nos serviría con buscar “impresoras baratas”, ni mucho menos. Otros términos como “económicas” u “oferta” nos pueden ser muy útiles. Incluir marcas (HP, Samsung, Epson), verbos (imprimir, comprar), localizaciones (España, Málaga) o especificaciones (bluetooth, escáner, láser) ayudan mucho a encontrar los conceptos más adecuados. Cada vez es más necesario dedicarle más tiempo al estudio de palabras para poder incluir las que mejor definan el contenido.

Google pretende adaptarse cada vez más a los usuarios, ofreciendo un motor de búsqueda que cumpla a la perfección con su premisa: poner facilidades a las necesidades de información. Esto obliga a los SEO a trabajar de manera más laboriosa y completa, con una visión más amplia del contenido on-site, reputación y link-building.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *