bitmarketing.es utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies
Posicionamiento SEO

La actualización del algoritmo de Google: Pengüin 2.0, calidad y naturalidad

El pasado mes de mayo la actualización del famoso Pingüino de Google llegó a nuestras vidas cargado de polémica. Ahora es momento de analizar todos estos cambios que se van a producir a lo largo de los próximos meses, ya que parece que el motor de búsqueda no se va a detener aquí.

Deberemos mantenernos dentro de unos criterios de calidad para evitar que este cambio afecte a nuestro posicionamiento.

Y ello conlleva replantear estrategias… si es que la estrategia elegida no había sido la de la naturalidad y la calidad, un “SEO humanizado”.

Matt Cutts analiza en su blog la importancia de ser natural, de que nuestras tareas de optimización persigan ese objetivo, y no tratar de generar una imagen artificial.

En pocas palabras, podemos extraer las siguientes conclusiones de este profundo cambio que ya se venía anunciando desde que se efectuó la primera actualización del famoso “Penguin”:

• Pengüin 2.0 es más “intolerante” en cuestiones como: El pago por enlaces o la compra de éstos, entendiéndolos como una práctica poco natural, así como contenido artificial y enlaces también fraudulentos.
Penalizará duramente aquellas prácticas maliciosas, como técnicas de Black Hat SEO y spam.

• Google premiará: Aquellas páginas con contenidos de alta calidad, que poseen una buena reputación, reciban un gran volumen de visitas y usuarios asiduos.
Los sitios considerados como una autoridad en sus respectivos sectores recibirán graduaciones mucho más altas.

Nuestros usuarios, nuestro público, deben estar en el primer puesto del listado de prioridades, es lo que nos está diciendo Google. La calidad para convencerles, la imaginación para sorprenderles, la interactividad para que se sientan atendidos y la sociabilidad para fidelizarles y darles la oportunidad de que nos recomienden.

Y si hablamos del usuario como la base de la pirámide, no podemos dejar de lado aspectos como la USABILIDAD, VELOCIDAD DE CARGA, ERRORES INESPERADOS, INFORMACIÓN IRRELEVANTE POCO ÚTIL para ellos, etc.

Basta ya de “sobreoptimización”, de exceso de palabras clave, de lenguaje sólo pensado para el buscador, de duplicidad de secciones y URLS para tratar de ampliar artificialmente el conjunto de palabras clave en nuestra web.

Hagámoslo de manera NATURAL, tenemos que gustarles por lo que somos y por lo que les ofrecemos, no por lo que queremos aparentar ser y lo que pretendemos que crean que les ofrecemos…

Esta estrategia siempre va a aportar sus resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *