bitmarketing.es utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies
Medios

La publicidad programática en España

El origen de este término se remonta a la década de los 90, cuando la empresa Global Network Navigator vendió a otra compañía la primera publicidad clicable en una web de la historia. A partir de aquel momento se abriría la veda, desarrollando año tras año este nuevo sistema de compraventa de espacios publicitarios a través de los medios digitales, lo que ha facilitando la agilización de la planificación y la optimización de esta. 

Funcionamiento de la compra programática

Llamamos compra programática al proceso mediante el cual los anunciantes o buyers pueden comprar espacios publicitarios a los medios o publishers, en un ecosistema intermedio bastante extenso: Trading Desk, DSP, SSP, AdExchange, los AdServer, el Data Provider, los DMP y los AdNetwork. 

Aunque es habitual, no se debe confundir con el RTB o Real Time Bidding, una variante de la publicidad programática. Esta consiste en un proceso de compra semiautomático mediante subastas o pujas en tiempo real.

Para hacernos eco de su magnitud, los datos del pasado 2018 reflejan cómo el gasto en programática publicitaria supuso más del 20% del gasto total en publicidad digital en España. Y no solo eso: se ha estimado que para el presente año la inversión destinada a esta publicidad se aproxime a cifras cercanas al 25%.

Ventajas de la publicidad programática 

Como comentábamos con anterioridad, entre las ventajas competitivas más valoradas está la capacidad que otorga para la optimización de la publicidad, dada la flexibilidad que caracteriza su compraventa de espacios digitales. 

Y es que la posibilidad de segmentar a los consumidores, permitiendo seleccionar y alcanzar el target deseado, hace de su rendimiento/coste uno de sus baluartes más valiosos para los anunciantes.

Gracias a un análisis previo y posterior de los datos recopilados de la campaña, las empresas garantizan la elaboración de unas estrategias mucho más efectivas, quedando reflejado en unos mejores resultados.

En definitiva, la programática puede permitirnos economizar nuestras campañas publicitarias en tiempo y dinero, así como incrementar la productividad de las mismas. Y tú, ¿has pensado en invertir en ella?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *